Ocurrió en… 1891-1907

EL SEGURO EN EL PERIODO 1891-1907

José Manuel Alonso

La imagen que proyecta España en la segunda mitad del siglo XIX es la de un país con escaso nivel de desarrollo económico, basado principalmente en una agricultura con baja productividad, un sistema de comunicaciones deficientes, pero que inicia su modernización, y una industria incipiente, que solo consigue despegar en zonas próximas a la costa. A ello se une una población dividida entre muy pobres y muy ricos, con una clase media inexistente. El período analizado en este artículo (1891 a 1907) recoge el cambio entre dos siglos, y estará marcado en su totalidad por la guerra con Estados Unidos (Cuba y Filipinas) y por una economía aún más depauperada, como consecuencia de los medios dedicados a esta guerra.

crucero-espanol-reina-mercedes-hundido-en-la-entrada-de-la-bahia-de-santiago-de-cuba
Crucero espanol Reina Mercedes hundido en la entrada de la bahia de Santiago de Cuba

Seguros, bajo nivel de desarrollo

El sector asegurador comienza este periodo con un bajo nivel de desarrollo. Los ramos de Seguros Marítimos y de Incendios son los únicos que han alcanzado en ese momento una cierta implantación en el país, a través de compañías de seguros compuestas por agrupaciones de empresarios y con duración muy limitada. La legislación no ha tenido en cuenta esta rama de la Economía durante los últimos siglos, hasta que en 1885 el nuevo Código de Comercio le dedica por primera vez un Título completo, legislando sobre los Seguros de Incendios, de Vida y de Transportes Terrestres. En las dos décadas anteriores, el sector ha comenzado a sufrir pequeñas transformaciones estructurales, que vendrán marcadas por la aparición de las primeras entidades aseguradoras, tal como hoy las conocemos, constituidas por acciones, sin límite de tiempo en su existencia y con unas incipientes bases técnicas aplicadas a su funcionamiento. Entre las predominantes en este momento podemos destacar:

LA UNIÓN Y EL FÉNIX ESPAÑOL (dos compañías recién fusionadas)

LA CATALANA (acababa de absorber el negocio de LA PROVIDENCIA, PROGRESO NACIONAL, LA LUBECK y LOS PAÍSES BAJOS).

BANCO VITALICIO DE CATALUÑA, que en breve se fusionará con LA PREVISIÓN, para crear el BANCO VITALICIO DE ESPAÑA.

LA PREVISIÓN ESPAÑOLA.

LA UNIÓN ALCOYANA.

LA ALIANZA DE SANTANDER. Y un nutrido grupo de entidades extranjeras, que inicialmente se instalan mediante representantes (agencias) y que, poco a poco, vendrán a instalar oficinas propias en nuestro país. Podemos citar en este grupo a LA EQUITATIVA DE LOS ESTADOS UNIDOS, LA UNIÓN COMERCIAL (COMMERCIAL UNION), LA URBANA, LA NEW YORK, GENERAL NEERLANDESA, LE PHENIX y LA UNIÓN SUIZA, entre otras.

Aparición de nuevos ramos

Las circunstancias en las que se mueve el país en estos momentos van a hacer que surjan nuevos ramos para cubrir los riesgos que entrañan; así, las diferentes guerras en las que el país se está viendo envuelto en los últimos años harán surgir el Seguro de Quintas.

El Seguro de Quintas estaba dirigido a aportar el dinero necesario para “librar” a los mozos de ir a la guerra como soldado. El sistema de “Quintas” consistía en elegir a un mozo, de cada cinco, para que sirviera como soldado; ahora bien, el soldado elegido podía librarse de realizar el servicio militar mediante la redención económica, es decir abonando una cifra al Estado para que eligiera a otro o, sencillamente, pagando a otro para que lo hiciera en su lugar.

Surge así el Seguro de “Formación de Capitales, Dotes, Rentas Vitalicias y Redención del Servicio Militar”, por el cual las familias con hijos varones preparaban una especie de dote para que, si su hijo salía elegido, poderle librar de realizar este servicio. Dada la alta mortalidad que tanto las guerras como Ocurrió en… 1891-1907

tumblr_n7qhpjR2UE1sfie3io1_1280En los tres primeros años del siglo XX se produce una eclosión de aseguradoras José Manuel Alonso Historiador 25aniversario las enfermedades tropicales causaban en los soldados en esta época, este tipo de seguro fue ampliamente demandado. Surgen así compañías dedicadas específicamente al mismo, como pueden ser EL PORVENIR DE LAS FAMILIAS, EL MONTEPÍO UNIVERSAL, SEGUROS MUTUOS DE QUINTAS, etc.

Seguros relacionados con nuevos sistemas de edificación

Los sistemas constructivos de finales del XIX y principios del XX incorporaron nuevas técnicas, tanto para las nuevas construcciones como para las viviendas ya existentes. Entre ellas, las que más incidieron en el mundo asegurador fueron: la introducción del agua mediante cañerías en las viviendas, la introducción de la electricidad como sistema de alumbrado y la utilización masiva de los cristales en las viviendas. Cada una de estas nuevas técnicas exigía de un seguro propio.

Seguro para los daños causados por el agua.inundaciones

La introducción del agua en las viviendas, a través de cañerías, comenzó a crear graves problemas, principalmente en las viviendas que ya existían y donde se incorporó como elemento adicional a lo ya existente. La nueva instalación se realizaba mediante cañerías adosadas, cuyo funcionamiento no era el óptimo, deteriorándose con harta frecuencia. La salida incontrolada del agua, a causa de las roturas, producía graves daños, tanto en inmuebles, donde la madera era el principal elemento constructivo, como en el mobiliario. Los daños eran muy cuantiosos, más aún que hoy. Para hacer frente a este problema se crean los Seguros contra los Daños por Agua que, tras empezar a funcionar en Francia, rápidamente llegan a nuestro país en esta década.

Seguro de la electricidad.

La siguiente mejora que exigió un seguro fue la incorporación de la electricidad a las viviendas como elemento de iluminación.

Para hacer frente a los daños que la misma pudiera ocasionar surgieron en esta década dos tipos de seguros: los seguros para las Instalaciones Eléctricas y los seguros para Daños producidos por la Electricidad. El que hoy nos puede resultar más curioso es el de Instalaciones Eléctricas. El alto coste de las instalaciones eléctricas, así como su corta vida (sobre todo los filamentos de las lámparas), generó la aparición de este tipo de seguro. La pri- mera aseguradora que se crea para este tema es la SOCIEDAD DE SEGUROS LA LUZ (1894), naciendo a continuación EL FOMENTO DE LA INDUSTRIA ELÉCTRICA (1896). Con posterioridad y, dado el éxito alcanzado, surgirían muchas más. Este seguro se podía contratar en la modalidad de prevención, en la de sustitución de lámparas o incluso desplazando a un operario para que se encargara de la sustitución de las mismas, a medida que se iban fundiendo, durante la celebración de ciertos eventos en casa del cliente.

Seguro de cristales

La última innovación constructiva que generó su propio seguro durante este período fue la utilización masiva del cristal. La fragilidad y el alto coste de fabricación del mismo hicieron que rápidamente surgiera un seguro que cubriera las pérdidas por roturas. LA UNIÓN SUIZA (SWIS UNION) fue la primera empresa que a finales de si- ele- Edificio de LA EQUITATIVA DE LOS USA (recién inaugurado 1898). En su frontal, un cartel en el que los empleados se suman a la causa española frente a Estados Unidos Abajo, publicidad de LA PATERNAL en el Almanaque del Seguro (1898) glo incorporó esta modalidad de seguro; pronto surgirían otras, entre las que llegó a destacar ROTO Y REPUESTO.

Todas estas modalidades, que hoy nos resultan tan familiares, fueron en su momento ideas aseguradoras que representaron una gran innovación.

tumblr_nyi4sa2dIa1sfie3io1_1280La Ley de Accidentes del Trabajo

Con el cambio de siglo, los movimientos sociales que se vienen produciendo para mejorar la situación de las clases más desfavorecidas, comienzan a dar sus frutos. Así en 1900 se publica la denominada “Ley Dato” sobre los Accidentes del Trabajo, cuya principal aportación consistiría en fijar la responsabilidad del patrono en los accidentes que sufriera el trabajador con motivo y durante el ejercicio de su trabajo.

También establecía la obligación de indemnizar al trabajador que sufriera un accidente en estas condiciones. Para ello fijaba un baremo muy sencillo, pero eficaz. Este principio de responsabilidad y la obligación de indemnizar serviría de base para el futuro nacimiento del Seguro Obligatorio de Accidentes del Trabajo.

Pero el nuevo siglo no traería solo nueva legislación. El afán por superar la crisis en que se encontraba el país hará surgir nuevas empresas de todo tipo. Pero, dentro de este nacimiento, resultará sorprendente la eclosión de aseguradoras que en los tres primeros años del siglo van a surgir. Podemos citar, a título de ejemplo. LA AURORA (Bilbao), LA ESTRELLA (Cartagena), LA POLAR (Bilbao) EL DÍA (Cartagena), LA ALBORADA (Vigo), HISPANIA (Barcelona), LA VASCO NAVARRA (Pamplona), y así hasta 26 nuevas empresas que tenemos censadas aparecieron entre 1900 y 1902.

Los movimientos que sufre el sector asegurador en el final del siglo XIX, unidos a los que empiezan a producirse a comienzos del XX establecerán las bases del seguro actual tal como hoy lo conocemos. Y lo mejor estaba a punto de llegar.

 

1891-1907 –  1908-1919 –  1920-19351936-19451945-1955